jueves, diciembre 08, 2005

 

EL PÁJARO ESPINO, EL DR ZOOM, DIOS Y EL DIABLO.

Con la Iglesia hemos topado. Y también con el Diablo. El Dr. Zoom nos muestra, con su tono lenguaraz y descarnado una sana crítica (si es que las críticas pueden ser sanas) respecto al film El exorcismo de Emily Rose. Que Dios se apiade de nosotros.

EL PÁJARO ESPINO.
EL JUICIO DE EMILIA ROSA.

Como diría mi fiel amigo espinado, el pájaro ése, uno de los criterios para decir que una peli es buena (aunque no el único), es que el título y la promoción que se le da, no sea engañosa. Yo no estoy del todo de acuerdo, ya que si seguimos este criterio, “Virgen a los 40”, o “El clan de los rompehuesos”, serían buenas.... pero creo que en cierta medida, es cierto. Las películas que acabo de mencionar no nos intentan vender algo que no son; son basura y así nos la ofrecen, sin más.

Pero lo contrario le ocurre a muchas películas “de miedo”, y en el caso que nos ocupa: “El exorcismo de Emily Rose”. La cosa pinta muy bien, con un cartel que eriza el vello de mis brazos y unos trailers muy prometedores, pero luego, la realidad es otra.
Y es que ya muy pocos realizan bien este género; parece que el único recurso es el susto con la música a toda mecha, y si no, la típica de un grupito de jovenzuelos que van muriendo como chinches, léase “Scream”, “Pesadilla en Elm...”, o esa de “Te la tengo jurá por lo que me haces to los veranos”, o algo así, (cada una con toooodas sus secuelas, precuelas y sanguijuelas). De las últimas, se salva Frágiles, que está bastante bien.

Todos estos filmes dieron paso a una oleada de películas (que aún no se ha acabado) coreanas, chinas y japonesas, que abrieron un nuevo género muy esperanzador, con la más que correcta “ The ring”. Pero llegó el imperio yanqui y se ocupó de rodar remakes de cada una de ellas; luego, los coreanos hacen la secuela, luego la precuela, es decir, lo que pasó antes de la primera, pero de la coreana, no de la americana, y luego los americanos hacen el remake de la secuela y de la precuela... es decir, la pesadilla que se muerde la cola.

Y yo ya no sé cuál he visto, si la segunda parte de la coreana, o lo que ocurrió antes de la primera de la yanqui; si La maldición dos, pero la china, o la de las humedades en el techo, que si es americana es La Huella, y si es coreana, se titula Dark Water. Para ello no es buen método recordar los argumentos, porque en todas muere un niño o niña en una acequia o en un pozo, creo.

A lo que íbamos, en “El exorcismo...” no está mal, pero nos la han vendido como una peli terrorífica, cuando en realidad es un largometraje sobre el proceso judicial al sacerdote que celebró un exorcismo (un siempre creíble Tom Wilkinson) a una pobre chica que no sabemos si es epiléptica o satánica. De manera que durante el juicio, se van introduciendo una serie de flash-backs que nos muestran los síntomas de posesión de la chica, que a mí no consiguieron siquiera ponerme un poquito tenso, a excepción de las ancianas a las que le salen ojeras, que ya nos había destripado el anuncio de tv. La abogada que defiende al cura, es Laura Linney, cuya actuación es bastante correcta, contra un estirado fiscal que es Campbell Scott, (el guapito de Elegir un amor, enfermo de leucemia que ligaba con Julia Roberts), con un corte de pelo a lo Zaplana.

Total, los que quieran pasar miedo, ni tendrán sustos, ni nada, creo, ya que el director recurre a las típicas frases en latín y arameo de las que ya estamos inmunizados, a una poseída o (posesa) haciendo aspavientos y revolcándose por el suelo. Y para los que les guste las pelis de juicios, están mejor los procesos de Testigo de cargo, JFK o En el nombre del padre.

La sombra de El exorcista ( y de sus inmejorables banda y efectos sonoros) es muy alargada, y al hacer una película que trata del mismo tema, es muy difícil no compararlas. Y más cuando la publicidad es engañosa.

PD.(para los que ya la han visto): Eso de que aparezca muerto el único testigo que puede salvar el caso, ya está demasiado trillado.
DR. ZOOM.

Comments:
Tienes toda la razón compañero, ahora ya no se hacen películas buenas de terror. El que ha visto "Al final de la escalera" o "El resplandor" supongo que esta película le resultará tan sosa como a mi. Con esas películas si que te ibas a la cama acojonado, pensando en el niño de la escalera, o en el loco de Jack.
 
EL EXORCISMO DE EMILY ROSE

(O "El juicio al cura que le hizo el exorcismo a Emily Rose")

Basada en una historia realmente aburrida

Esta película es el hijo bobo de "El Exorcista" y "los Practicantes".

Empieza con un doctor que llega a la casa de los Rose a corroborar que la muerte de Emily pudo deberse a negligencia del padre Moore, más recordado como el ex capatáz de "Full Monty", y toda la película uno espera verlo danzando mientras se desprende de la sotana.

Empíeza el juicio, y para defender al padre entra en escena Erin Brunner, una ambiciosa abogada que en un arranque de originalidad del guionista, enfrentaba una batalla espiritual, y acepta el caso para ser socia mayoritaria de la firma en la que trabaja.

20 minutos y nada del dichoso espíritu el cual,al igual que mi tio parásito, hacia sus visitas a las tres en punto de la mañana,hora en la que se detuvo el reloj de la abogada.

Varias horas después, en el juicio (tres en punto, a juzgar por el reloj detenido), doctores aseguraban que la muerte de Emily Rose (quien nada que salía posesa) se debió a que dejó de consumir la droga que la salvaría, Gambutrol, ya que dicha droga le anestesiaba el cerebro, como le sucedió al guionista.

Retrospectiva: Por fin, a la media hora se ve a Emily viendo rostros demoniacos en un salón de clases, cosa que hace que salga corriendo.

Más adelante, a las tres de la mañana, la abogada ( única rubia de película gringa que no duerme semi desnuda) va a la cocina, donde se le va la luz, hecho que en ese país sólo significa presencia de espíritus, lo que afecta a la abogada, quien enfrentaba una batalla espiritual.
La abogada llega tarde al juicio al otro día, ya que su reloj marcaba las tres en punto desde hacía varias escenas.
Otra corta restrospectiva de Emily Rose tiesa cual si hubiera abierto la nevera estando acalorada. Jason, un sujeto que le tiene ganas por muy posesa que estuviera, la lleva a la casa de los padres de Emily, donde su hermana la descubre en su cuarto comiendo hormigas culonas. Ambas gritan, el cura de Full Monty entra y Emily Rose,al igual que Isabella Santodomingo,empezó a hablar en lenguas que no conoce.

Saltamos al juicio, donde aparece el doctor Cartwright, quien presenció el exorcismo (Que aún no vemos), y le da a la abogada una grabación del exorcismo (que aún no oimos).

La abogada, que enfrentaba una batalla espiritual, se despierta a las tres de la mañana, momento en el que se prende la grabadora dejando oir gritos que adivinamos corresponden al título de la película.

Al otro día, en el juicio, el cura de Full Monty rinde testimonio, donde dice que vió al diablo dias antes de realizar el exorcismo. (hora y diez y nada que se realiza).

Retrospectiva:Hora y cuarto de empezada la película el doctor Carwright y el señor Rose atan a Emily a la cama, mientras el cura de Full Monty empieza el ritual del exorcismo. El espíritu se niega a dar su nombre, aunque confiesa que no es uno sino seis. Se va la luz en casa de los Rose, lo cual confirma la presencia maligna en los servicios. Emily, posesa o enferma, se desata, atraviesa la ventana y huye en la noche lluviosa. Es alcanzada por los presentes al exorcismo.Ataca al doctor Cartwright, a la vez que varios animales se vuelven locos con la escena. Por fin, luego de la insistencia del cura, el ser confiesa que, antes que en Emily, solía vivir en Caín, luego en Nero (el emperador romano o el programa para quemadora de CDs, la película no es clara en ese punto), luego en Judas y al final dice ser belial, el mismísmo p*tas, legión (Al contrario de su progenitor, "El exorcista", quien se conformaba con un ser maligno más o menos desconocido). Más animales enloquecen y Emily cae desmayada.

Volvemos al juicio, la abogada promete llevar al doctor Cartwright quien, al mejor estilo de "La profecía" o "The Devil's advocate" es atropellado por un auto que sale de la nada mientras habla con la protagonista, sin poder dar su convincente testimonio.

La abogada decide entonces acabarse una botella de J.W. Black Label, no sin que antes su jefe amenace con despedirla si vuelve a llamar al cura al estrado, cosa que ella hace en la escena siguiente. El cura enseña una carta de Emily donde dice haber conversado con la Virgen, quien le dió a escoger entre abandonar su sufrimiento o seguir y mostrarle al mundo que existía el mundo espiritual. Ella decide seguir, lo que se le premia con tremendas heridas en las palmas.

En un giro imprevisto ( a menos que uno hubiera puesto cuidado) el jurado encuentra al cura culpable de negligencia, y lo sentencia a algo que no sale ni en "Los practicantes", llamado "sentencia de tiempo ya servido", lo que significa que el cura terminó culpable y libre, una victoria moral para los protagonistas y antagonistas. un juicio en el que el único perdedor es el público. La abogada, quien enfrentaba una batalla espiritual, no acepta el cargo de socia mayoritaria en la firma, sabrá el diablo porque, asiste a la tumba de Emily en compañía del cura y más tarde se acuesta a dormir, mientras su reloj marca las once y catorce de la noche.
 
Publicar un comentario



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?